Gold Coast es una de las ciudades de Australia que más se ha desarrollado en los últimos años. Prueba de ello son sus rascacielos, entre ellos el más alto del país: la imponente torre Q1 mide 322 metros.

El aspecto urbano no quita que haya fantásticos parajes naturales cerca y unas excelentes playas en las que aprender a surfear. El aumento del turismo ha provocado la aparición de selectos restaurantes y clubs nocturnos.

Al ser más pequeña que las otras ciudades australianas de esta lista, las oportunidades de trabajar en Gold Coast pueden resultar más escasas, aunque siendo Australia siempre existen multitud de posibilidades.