Melbourne es un auténtico crisol de culturas y el referente cultural, gastronómico y deportivo del país. Además de los numerosos festivales de música, cine y arte, en esta ciudad tienen lugar citas mundialmente famosas como el Gran Premio de Fórmula 1 o el Grand Slam de tenis.

Trabajar en Melbourne conlleva, entre otras ventajas, disfrutar del mejor transporte público de Australia. También podrás experimentar el shopping como nunca, puesto que la actividad económica de Melbourne es extraordinaria.

El clima en Melbourne es bastante cambiante, con una media de temperatura inferior a la del resto de grandes ciudades australianas. Es conocida como la ciudad de las “cuatro estaciones en un día”, y esto tiene sus ventajas: si no te gusta el tiempo que hace, ¡sólo tienes que esperar 10 minutos para que cambie!