¿Vas a viajar a Australia y no sabes qué ver el Melbourne? Bienvenido, aquí vas a encontrar la información que necesitas. Sin duda, vas a una de las ciudades más espectaculares del país aussie, y probablemente de todo el planeta. ¡Vamos a conocerla!

Cómo es Melbourne

Ya sea por un ocasional viaje a Melbourne o porque vas a vivir allí una temporada por estudio o trabajo, necesitas conocer esta importante metrópoli australiana. Así pues, vamos a conocer un poquito mejor la urbe.

Melbourne es considerada como la ciudad más europea de Australia. De hecho, su alto nivel de vida la han convertido en el mejor lugar del mundo para vivir, y ha recibido este galardón varios años seguidos.

Melbourne cuenta con un ambiente multicultural envidiable. Pasear por sus calles es disfrutar de una ciudad viva, en constante movimiento, tanto de noche como de día. Puro arte que combina patrimonio histórico, principalmente victoriano, con modernidad y vanguardia.

Esta ciudad combina también un excelente ambiente cultural. La música y el arte urbano se encuentran en cada esquina y en cada rincón. Y todo ello combinado con un lugar único para los negocios. Es decir, una mezcla explosiva que hace de Melbourne una urbe australiana espectacular.

Qué ver en Melbourne durante tu viaje a Australia

Si has decidido vivir en Melbourne durante tu viaje a Australia, o simplemente vas a pasar unos días allí, hay una serie de rincones que no te debes perder. Vamos a ver en primer lugar una larga lista de lugares espectaculares, y luego desarrollaremos los más importantes, vistosos e interesantes bajo nuestro punto de vista y que merecen la pena priorizar:

Flinders Street Station

Nuestra tercera recomendación para visitar en Melbourne es la plaza más simbólica de la ciudad. A su alrededor hay cantidad de museos, restaurantes y bares. Un lugar fantástico para conocer el Centro Ian Potter, la National Gallery of Victoria y el National Design Centre. Y, por supuesto, la propia terminal de ferrocarriles, Flinders Street Station, edificio fechado en 1910.

 

Real Jardín Botánico.

En pleno corazón de la ciudad se encuentra el Jardín Botánico, la integración perfecta de la naturaleza y la urbanidad. Está muy bien cuidado, su extensión es enorme y es ideal para pasar un rato de relax. Dispone de bicicletas y barcas para pasear y zonas verdes para descansar. Por cierto, en las noches de verano proyectan películas en un ambiente espectacular.

 

Queen Victoria Market.

Desde 1878 funciona este mercado, uno de los más antiguos de Melbourne, que llena de orgullo a sus ciudadanos. Aquí se reúne la esencia del australiano, combinando todo tipo de productos en venta, desde alimentos exóticos hasta recuerdos de todo el país.

 

Luna Park.

Luna Park es un antiguo parque de atracciones en St. Kilda que opera desde 1912. Sus luces brillan como el primer día y su atracción Great Scenic Railway es la montaña rusa que más tiempo ha funcionado (y sigue en ello) de forma ininterrumpida en todo el mundo.

 

Shrine of Remebrance.

Llamado Santuario de la Memoria, es un monumento clásico que homenajea a los australianos que lucharon en la Primera Guerra Mundial. Allí se celebran dos días especiales en el país, el del Recuerdo, el 11 de noviembre, y el ANZAC, el 25 de abril.

Melbourne

 

State Library of Victoria.

Si te gusta la lectura, los más de dos millones de ejemplares de esta biblioteca, la más grande de la ciudad, te van a encantar. La arquitectura es espectacular, su calendario de actividades y exposiciones no descansa nunca y tomar un café en su cafetería es un verdadero remanso de paz.

 

St. Kilda Beach.

Como pueblo independiente, pero integrado en Melbourne, St. Kilda tiene una playa impresionante para pasear, hacer deporte, leer y disfrutar del mar. Al caer el sol, acuden centenares de pequeños pingüinos de 40 centímetros que son un verdadero espectáculo.

Melbourne

¿Qué te parece Melbourne? Sin duda, una ciudad espectacular que, sí o sí, merece una visita en tu periplo por Australia. Cada rincón de la metrópoli tiene un encanto singular y una personalidad especial, así que disfruta de tu viaje al corazón del país aussie cuando des el salto definitivo. ¿Te has enamorado de Melbourne? Echa un vistazo al post: dónde vivir en Melbourne.